Se acabó. Las palabras de Gene Simmons dejan claro lo que muchos todavía no quieren creer, el final de una banda que nos lleva acompañando medio siglo, el final de Kiss. Aunque no sería la primera vez que el gran éxito de una gira de despedida termina traduciéndose en una segunda, o tercera, juventud para una gran banda de rock, uno de sus fundadores ha vuelto a dejar claro que el ‘End of the Road Tour’ será la gran despedida para Kiss.

La entrevista que el bajista y vocalista de la banda ofreció a Kevin Frazer, de ET, volvía a ilustrarnos sobre la definitiva ruta que maneja Kiss actualmente, antes de comentar que ni siquiera esperaba haber llegado hasta aquí: «Comenzamos a tocar en estadios al aire libre de América del Sur literalmente en dos semanas, y continuaremos en Europa y Australia y, finalmente, en América del Norte, Japón, México, todo eso. Y esta va a ser la última gira. Hemos terminado. Nos acercamos a los 50 años haciendo esto, lo cual es increíble, porque nunca pensamos que duraríamos más de unos pocos años”.

Simmons, que asegura que su compañero en estas cinco décadas, Paul Stanley, está de acuerdo con este planteamiento, vuelve a dar buenos motivos para hablar de una retirada de sus exigentes actuaciones una vez pasados los setenta años: «Lo último que quieres hacer es ser un tipo que permanece en el ring demasiado tiempo y recibe una paliza. Sal del ring mientras seas campeón. Amamos a Jagger, Bruno Mars, Bono y todos los demás, todos son geniales, pero si pones a esos tipos… o a Beyoncé, mete a Beyoncé en mi traje con unas plataformas de siete a ocho pulgadas, esas botas de dragón que pesan como una bola de bolos. Todo el atuendo, las tachuelas, el cuero y la armadura pesa alrededor de 2o kilos. La guitarra y esas cosas ya pesan 6 kilos por sí solas. Luego, tienes que escupir fuego, volar por el aire y hacer eso durante dos horas. Se desmayarían en media hora».

El bajista tiene claro que ha sido bendecido por haber podido desarrollar este trabajo: «Somos la banda que más trabaja y nos enorgullecemos de ello. Y no todas las bandas deberían estar allí demasiado tiempo. Tienes que tener algo de orgullo y no quedarte demasiado tiempo. Siempre hay que dejar con ganas. Soy el tipo más bendecido y agradecido del mundo por poder estar en un banda donde puedo usar más maquillaje y tacones más altos que tu novia».

Escuchas

El Rocanrosaurio

El santuario del Rock