Si creías que escuchar la música de la legendaria banda de AC/DC solo podría ponerte de mejor humor mientras estudias, haces quehaceres del hogar, en el trabajo, etc. Pues, déjame decirte que hay otro lugar donde también se puede escuchar a todo volumen… En el hospital, mientras los cirujanos realizan su trabajo.

Según un estudio realizado por la Universidad Heidelberg de Alemania, se analizó los efectos del género musical y el volumen en la cirugía laparoscópica. La principal evaluación se centró en la velocidad y la precisión a la hora de realizar la función médica.

La música que escucharon los cirujanos fueron “Highway To Hell” y “TNT“. Se vio que el tiempo necesario para hacer un corte de precisión bajó de 236 segundos a 139.Por otro lado, con música de The Beatles, como “Hey Jude” y “Let It Be“, hubo una mejora de 50% en velocidad para coser heridas. Sin embargo, si el volumen aumentaba fuertemente, se veía efectos negativos.

«Nuestros datos revelan que el efecto de la música en el rendimiento laparoscópico podría depender de la combinación de género musical y volumen. Un género musical generalmente bien aceptado en el volumen adecuado podría mejorar el desempeño de los cirujanos novatos durante las cirugías laparoscópicas».Esto dijo Cui Yang, el investigador principal:«Nuestros resultados muestran que tanto el rock suave como el hard rock pueden mejorar el rendimiento quirúrgico. Para la música hard rock (AC/DC), el efecto positivo fue especialmente notable cuando la música se reprodujo a un volumen alto».

«Es posible que la música con un alto ritmo pueda proporcionar un tempo para mantener la velocidad de la interpretación y, por lo tanto, mejorar el desempeño de la tarea».

Escuchas

El Rocanrosaurio

El santuario del Rock