Ciudad de México, 6 de junio de 2024

El legendario baterista de The Beatles, Ringo Starr, volvió a México para ofrecer una noche mágica en el Auditorio Nacional. A sus 83 años, Starr demostró que la música y la energía no tienen edad, cautivando a una audiencia de 10,000 fanáticos con su carisma y talento inigualables.

Desde el momento en que Ringo Starr subió al escenario, la atmósfera se llenó de una mezcla de nostalgia y entusiasmo. Inició la noche con su éxito «Matchbox», seguido por una selección de canciones que incluyó tanto sus éxitos solistas como clásicos de The Beatles. Temas como «It Don’t Come Easy» y «Yellow Submarine» hicieron que el público cantara y aplaudiera con fervor.

La All Starr Band, compuesta por músicos de renombre como Steve Lukather de Toto y Colin Hay de Men at Work, aportó su virtuosismo a la velada. Cada miembro de la banda tuvo su momento para brillar, interpretando éxitos de sus respectivas carreras y ofreciendo un espectáculo variado y dinámico. Steve Lukather deslumbró con «Africa» y Colin Hay encantó con «Down Under», proporcionando una rica paleta musical que complementó perfectamente las interpretaciones de Starr.

Además de la música, el concierto de Ringo Starr estuvo impregnado de su mensaje característico de amor y paz. Durante varios momentos de la noche, Starr interactuó con el público, compartiendo anécdotas y reflexiones sobre su vida y carrera. Su genuina calidez y humildad resonaron con los asistentes, recordándoles no solo su talento como músico, sino también su espíritu generoso y positivo.

El cierre del concierto fue un momento culminante. Con «With a Little Help from My Friends», Starr invitó a todos a unirse en una celebración de la amistad y la música. La energía en el Auditorio Nacional fue electrizante, y al finalizar la canción, el público estalló en aplausos y vítores, despidiendo a Starr y su banda con una ovación de pie.

La visita de Ringo Starr a México no solo fue un tributo a su legado musical, sino también una reafirmación de los valores de amor y paz que siempre ha defendido. A sus 83 años, Starr sigue siendo una figura vibrante y relevante en el mundo del rock, inspirando a nuevas generaciones y recordando a todos que la música tiene el poder de unirnos y elevarnos. El concierto en el Auditorio Nacional quedará en la memoria de los asistentes como una noche mágica, llena de nostalgia, energía y un profundo sentido de comunidad.

Escuchas

El Rocanrosaurio

El santuario del Rock